Nuestra Familia

En Árbol de Sueños nuestro mayor anhelo es que los adultos mayores encuentren nuevas pasiones y cumplan sus ilusiones siendo nuevamente los protagonistas de sus vidas.







NUESTRA FUNDADORA

Estefania Orellana Ampuero

Estefania Orellana Ampuero, nuestra directora, fue quien creó este maravilloso centro, dado que desde muy joven disfrutó mucho la compañía de los adultos mayores. Se inició a los 16 años haciendo voluntariado en Fasinarm con niños con discapacidad intelectual y con síndrome Down. Su dedicación y amor a lo que hacía la llevó a estudiar psicología en la Universidad de Miami, y especializarse en educación especial en la Universidad de North Texas. Así como también tomando un sinnúmero de cursos relacionados siempre con la ayuda a los más necesitados y eventualmente en el campo gerontológico.

La unión tan grande que tuvo con su abuela, hizo que se de cuenta de que a pesar del amor, cuidados y atenciones que ella recibía, no eran suficientes para lograr que tenga una vida plena. Fue ahí cuando comprendió que había una real necesidad de crear un centro enfocado en cuidar y entretener a los adultos mayores. Árbol de Sueños, un Centro de Actividades Recreativas y Apoyo Familiar para Adultos Mayores, con el fin de devolverles su protagonismo y regalarles felicidad.

Hoy Árbol de Sueños, que fue el primer centro privado de Guayaquil, es un oasis donde nuestros viejitos encuentran atención personalizada, alegría y diversión. Cuenta con dos centros recreativos altamente capacitados y encaminados a mejorar la calidad de vida a miles de abuelitos. Lo que nos hace diferentes, es el don de nuestra directora, Estefania, que con su visión, entusiasmo e inmenso cariño hacia todos, nos guía, junto a un maravilloso equipo humano, a descubrir las ilusiones de nuestros abuelitos y de esta manera devolverles la alegría y el protagonismo a sus vidas.




Felices de haber llegado al corazón de más de 25000 personas por medio de nuestras actividades para adultos mayores.